De ideas y huevos

IMG_20140613_192721430

El uno, peinando sistemáticamente los nuevos barrios para llevar a cabo un pormenorizado registro del por entonces flamante mobiliario urbano de última generación. El otro, haciendo lo propio con los mil y un detalles de las viejas calles antes de que la programada remodelación urbana las hiciera formar parte del pasado.

Quizá como quien sólo va en busca del deber cumplido y de paso haciendo feliz a Baudeleire, sin aspiración artística alguna, aunque personalmente me permito dudarlo. Ambos documentando aquello para lo que que las autoridades competentes los habían requerido, pero trayendo de regreso algo más que la suma de las partes.

Dicen los que saben de eso que Apsley Cherry Garrard perdió parte de la juventud, de la salud y de la inocencia (además de en ocasiones las gafas!) en aquel viaje de invierno a Cabo Crozier en busca del huevo de un pingüino emperador. Pero aunque el hombre renegó de su sufrido trofeo el resto de sus días, leyendo lo que de aquellas vivencias acabó contando de su puño y letra uno tiene la sensación de que encontró más de lo que iba a buscar.

Así que por mucho que a veces no tengamos en la cabeza el camino a través del cual nos llega un imaginario colectivo y una cierta forma de ver y de mirar, siempre nos quedará el consuelo de saber que quizá la respuesta se halle dentro del huevo que nos espere al final de nuestro propio viaje de invierno.

Advertisements

4 thoughts on “De ideas y huevos

  1. Pues el otro día, aprovechando que estuve en Valladolid, visité un par de exposiciones, Sam Levin (http://www.info.valladolid.es/enlaceev?idArticulo=302503&docDescarga=NoHayDocDetalle&idLugar=null&migas=250629&evRelac=cultura&dirMaps=Calle%20de%20Lepoldo%20Cano%201,47003%20Valladolid%20Espana ) y Berenice Abbott ( http://www.valladolid.es/es/actualidad/noticias-1/imagenes-fotografa-documental-berenice-abbott-sala-exposici ).

    Entre las fotos de esta última, había dos retratos de Eugene Atget que me parecieron preciosos. Y una cosa que siempre me gusta y que no deja de asombrarme, no sé por qué, es ver retratos de fotógrafos.

  2. Le mandaron a buscar un huevo de un animal, cual huevo rojo de
    serpiente marina, y acabó encarnando el mito dionisíaco de la
    aparición de los humanos producto de la ira divina: en parte titán, en
    parte tierra, en parte un dios devorado.

    No es casualidad que las tareas titánicas acaben consumiendo a su
    portador a la vez que alumbran un huevo órfico del que parta una nueva
    teogonía, aunque sea de algo tan aparentemente vanal como cumplir un
    encargo. A su tiempo ese universo también tendrá su ragnarok y sus
    dioses serán derrocados.

    Hay muy poco nuevo bajo el sol.

    • Esta tarde andaba revisitando ese documental que colgué sobre Eugene Smith y me venía a la memoria tu comentario. En ese caso además las tareas titánicas eran autoimpuestas, que quizás aún consumen a su portador más rápido si cabe.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s