Luces y sombras

Como las polillas a la luz, siempre atraído por las mismas ruinas, sus contrastes extremos y la confusión entre motivo y cascadas de zarzales y enredaderas varias. Vale sí, también influye el hecho de que es un final de paseo perfecto de kilómetro y pico antes de darte la vuelta y volver a casa.

UntitledCada año que pasa, sobre todo desde que cedió el tejado, el estado del edificio empeora cada vez más deprisa, tanto que uno ya no sabe si de hecho las malas hierbas están ahí para ayudar a sostenerlo. O son el abrazo de la tierra que reclama la toba que un día fue suya, quien sabe.

UntitledPor cierto el formato ligeramente rectangular de las últimas fotos no es adrede, sino debido el ligero viñeteo provocado por el parasol Ihagee que claramente no estaba pensado para un 65mm en formato 6×6. Otro objeto a apuntar en la lista de víctimas de la Dremel para cuando caiga una.

Advertisements

4 thoughts on “Luces y sombras

  1. Tú lo has dicho, atracción. Cada cual sabrá por qué, pero la fascinación por ellas parece estar siempre presente en el Arte, y desde luego en el arranque de la historia de la Fotografía, quizás porque los padres del asunto todavía tenían reciente el espíritu romántico -en sentido sturm und drang- de la época. A mí -no sé si a muchos urbanitas- quizás me fascina porque imagino esa vida en mitad del campo como algo bucólico, aunque la realidad era completamente diferente, seguro que como dice Yuri…el pasado era una mierda.

    • Sturm un Drang, efectivamente. Leyendo un poco sobre esa corriente de pensamiento me ha venido a la memoria Julius Payer, militar y explorador polar que acabó sus días pintando tragedias árticas y (manda narices) haciendo profecías que según las malas lenguas ríete tú de Nostradamus y su ratio de aciertos. En el epílogo de La conquista del Polo Norte, de Fergus Fleming, también se hace alusión a esa atracción casi patológica de aquellos hombres por los hielos perpetuos y que jamás pudieron quitarse de encima. Supongo que después de todo los polos, que en el fondo son la definición de un imposible, un punto matemático que no existe, se pueden materializar en cosas distintas para cada uno de nosotros, y no podemos evitar volver sobre ellas siempre que tenemos ocasión. Anda que vaya deriva mental que acabo de tener…

      • Me vienen a la cabeza, ahora que lo dices, otro par de ejemplos: el archiconocido cuadro de C. D. Friedrich sobre otro naugrafio polar y la novela de Mary Shelley, Frankenstein, y su final por los hielos árticos. Por cierto, al paso que vamos, al menos el polo norte va a quedar solamente en eso, en mero punto matemático, o en leyenda urbana.

  2. Es que de hecho, aunque en el blog no sale a relucir por ninguna parte, todo lo que tiene que ver con la historia de los polos es desde hace años otra de esas obsesiones recurrentes que no deja de crecer en mi biblioteca (y en mi cabeza). De hecho a ello le debo lo que soy ahora, ya que pensé que entrando en el mundo de la investigación en genética y biología quizás algún día lo tendría más fácil para enchufarme en el Hespérides que siendo simplemente un informático, inocente ! 😀

    Una de las joyas que encontré hace poco fue un libro llamado ‘Melancolía del Hielo’, de Javier Guijarros http://antarticos.blogspot.com.es/2011/01/melancolia-del-hielo-un-libro-de-javier.html. Imagínate, yo que visito la sección polar de mi librería de viajes favorita de forma periódica para ver si hay algo nuevo, me encuentro nada menos que con una aproximación filosófica en forma de ensayo de todo lo literario, artístico, histórico y mediático que ha rodeado, surgido o ha sido inspirado por los polos en el último siglo y pico y de cómo ha ido creciendo una especie de inconsciente colectivo sobre el tema que ha acabado impregnando desde novelas pseudo-científicas hasta cómics de Tarzán, pasando por supuesto por clásicos como Lovecraft, Verne o el mencionado Frankenstein.

    Para más inri todo por obra y gracia de un profesor extremeño de literatura. Lo dicho, una auténtica joya.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s